Follia, gran RCP en el Baix Llobregat.

En Sant Joan Despí se encuentra el Restaurante Follia, una espectacular Masía donde el diseño y la calidez del lugar, juntamente con unos manjares exquisitos, nos brindaron una gran noche. En Follia se trabaja con cariño el producto de temporada, pudiendo elegir entre varios menús de precios variados pero en el que el denominador común es el mimo con el que se trabaja el producto y la calidad del mismo. Merece la pena probar este restaurante en alguna ocasión en que se quiera celebrar algo importante y no perforar el bolsillo. La verdad es que la Ratio Calidad Precio (RCP) es excelente.

Empezamos con unos aperitivos: mojito y croqueta, uno sorprendente y el otro exquisito. El mojito emulaba el aperitivo alcohólico, pero con base comestible, y la croqueta de jamón y alcachofa era delicatessen!

Foto 27-2-16 21 11 09 Foto 27-2-16 21 14 39

Un entrante de mucha calidad, crema (de un tubérculo cuyo nombre no me quiero acordar, llamemosle…Quijote!) con Foie, ralladura de Trufa y Yema de huevo. Productos TOP!

Alcachofa con langostinos, combinación curiosa pero que encaja perfectamente.

Foto 27-2-16 21 29 30

Bacalao con crema de guisantes y almejas y Rabo de Toro con puré de calabaza como platos principales. Not risky, pero ambos deliciosos!

Foto 27-2-16 21 40 59 Foto 27-2-16 21 49 49

De postre, uno fresco y otro chocolatoso, como tiene que ser, el primero para refrescar y aligerar la cena, y el segundo para recordar. Piña en almíbar con helado de yogur, y delicia de chocolate con helado de avellana. TOP!

Foto 27-2-16 22 03 16

Restaurant Follia:

Carrer de la Creu d’en Muntaner, 17
08970 Sant Joan Despí – Barcelona

Precio por persona: Aprox. 60-70 euros.

Gresca: Short Review

Foto 2-10-15 11 20 06

El restaurante Greca en el centro de l’Eixample de Barcelona creo que es un pequeño diamante en bruto. Poco conocido por la inmensa mayoría de barceloneses ofrece una cocina de muy alta calidad, y a un precio más que aceptable al mediodía. Su chef, Rafa Peña, quizá más conocido por la cocina ofrecida en el Hostal Empúries, siempre es capaz de sorprender. De un plato que escrito en carta suena a clásico o aburrido, ofrece un resultado brillante.

Ya es la segunda vez que vamos de menú de mediodía (19 euros), y más pronto que tarde iremos a tomarnos un menú degustación completito.

 

Restaurant Gresca en calle Provença con Enric Granados (Barcelona).

Precio Menú: 19 euros.

Imprescindible reservar.

 

Más fotos en nuestras redes sociales!

 

Tram Tram: Calidad y tradición en Sarrià

Durante una noche de verano en Barcelona, nos dejamos sorprender por el restaurante Tram Tram, del que habíamos oído hablar a voces, pero que quizá no es tan mediático como otros. En forma de metáfora, el “Mascherano” de los restaurantes de Barcelona.

Clase, nivel, pero silencioso. Efectivo y, a nuestras orejas, poco valorado. Una cena excelente. El restaurante se encuentra en el barri de Sarrià, en plena zona alta de Barcelona. De hecho, esta situado en lo que años atrás seguramente era una casa familiar del barrio, más “glamour” imposible. Una terraza interior increíble que hace que se pare el tiempo, aprovechad en verano la oportunidad de pedir la mesa fuera, vale la pena.


 


En lo que a cocina se refiere, también nos sorprendió. Su chef, Isidre Soler, trabaja la cocina tradicional muy meticulosamente, mima la materia prima y ofrece una cocina tradicional adaptada a los tiempos y a los paladares más modernos. Isidre Soler hemos descubierto que se ha ido formando al lado de grandes chefs: Santi Santamaría, Ferrán Adrià, Fermí Puig…ha pasado por grandes cocinas, razón por la cual el restaurante estaba lleno un martes y las críticas leídas son todas excelentes. Por ultimo, mencionar que el servicio fue excelente.
Entrando en materia. En Tram Tram disponen de carta, pero nuestra recomendación es que os dejéis aconsejar por Isidre. También es posible tomar uno de sus dos menús, uno muy muy completo (no recomendable para cenar) y otro más “equilibrado” que es el que nosotros probamos, y que claramente recomendamos. Por calidad y precio.
La cena empezó con unas tapas de aperitivo. Ceviche con guacamole de manzana y crema de tomate con espuma de apio. Los dos entrantes muy adecuados, ligeros, fresquitos i muy sorprendentes. La mezcla de ceviche con la manzana y sobretodo la espuma de apio nos dejaron sin palabras.

Ceviche con guacamole de manzana

 

Crema de tomate con espuma de apio

 


A continuación nos sirvieron un tataky de atún con sandía. Mas que tataky era un atún macerado, muy fresco y una salsa que acompañaba muy sabrosa. No entendimos muy bien el tema de la sandía, mas que nada porqué en el plato que entró a continuación ya volvía a tener presencia dicha fruta. La ensalada de frutas de verano, pulpo y crema fría de almendrasseguía la línea de las dos primeras tapitas. Fresca, ligera y brindamos por la consonancia con la que la crema fría de almendras con la sandía y el melón rimaban.

Tataky de atún
Crema fría de almendras c/ pulpo y ensalada de frutas de verano.

 

Como platos principales, pescado del día y canelón de pintada con su jugo asado. El pescado del día fue merluza a la marinera con curry. Era peligroso. Merluza al horno y curry no suena precisamente a horchata y fartons, o a sándwich de jamón y queso. De hecho, cuando nos presentaron el plato surgió un miedo en nuestro paladar, ¿y si pica? ¿y si solo sabe a curry? ¿y si el curry no sabe a curry? En fin, brutal. Curry no picante, con una vuelta a dulce que ligaba a la perfección con la merluza al horno. Bravo, para mi el mejor plato de la noche. El canelón de pintada, distinto. A nuestro parecer el formato canelón quizá no fue el más adecuado para un “ultimo” plato de menú.

Merluza con curry
Caneló de pintada

 

Pero quedaba el ultimo. El postre. Pan con chocolate. Sencillo también. Helado cremoso de chocolate, con aceite y sal maldon, acompañado de unas tortas finas de maíz aceitoso. Nos encantó, pero, a quién no le alegra el chocolate?

Pa amb Xocolata

 

En definitiva, no nos quedan más buenas palabras para este restaurant. Relación calidad precio buena. Bajo la etiqueta de calidad pero no mediático llenan el vacío en el barrio, y es que variedad para comer en Sarrià hay mucha, pero de calidad como Tram Tram no hay tanta.

Restaurant Tram Tram

Carrer Major de Sarrià 121, Barcelona
Telf: 932048518
WEB Tram Tram
Siguenos en:
 
Twitter: @asegarra16
Instagram: asegarra16
Google+: +AlexSegarra16

– Sharing is sexy –

La Cuina d’en Garriga: Calidad y calidez como en casa.

La semana pasada fuimos a comer a “La Cuina d’en Garriga” un restaurante – colmado situado en el centro de Barcelona, al lado de Passeig de Gràcia. La esencia de este restaurante es la materia prima, de primerísima calidad, la sensación de estar en casa y lo extremadamente bien decorado que está el local. No es difícil conseguir mesa, lo que es difícil es salir con sensación de no haber comido bien. La carta es corta, de las que nos gustan, pocas cosas pero bien hechas, y además siempre disponen de 3 o 4 platos del día. La cocina de mercado se está poniendo de moda, y con restaurantes como Casa Palet, La Cuinad’en Garriga, etc…queremos que sigan de moda durante mucho tiempo. Bien, entremos a lo que nos interesa, a comer!
La Cuina d’en Garriga

 

Como entrantes podemos elegir desde ensaladas a huevos estrellados, que por cierto, son un “must” en La Cuina d’en Garriga. Platos típicos y sencillos. Nosotros, al ver la cantidad de huevos estrellados que salían de cocina, no pudimos ser menos. De hecho preguntamos, y efectivamente, es lo que más sale. Se pueden tomar solos, con jamón, foie, chorizo, sobrasada…. los tomamos con butifarra del perol. Fácil y a la vez deliciosos.

 

Los platos principales también brillan por su tradición. Desde macarrones, hasta roastbeef, pasando por un salmón al pappillotte (que no probamos pero nos han comentado que es el estrella). Nosotros comimos uno de los platos del día: pulpo a la brasa con base de berenjena al horno que estaba espectacular. Básico, pero sublime. Por otro lado también comimos el secreto de ibérico. Crujiente por fuera y tierno por dentro, muy sabroso. Bajo nuestro punto de vista, el mejor de la comida. Salvando los postres, que estaban de muerte.
Tomamos dos pedazos de tarta. De queso y de limón. Caseras, caserísimas. Deliciosas. Aunque si no os apetece la tarta, también podéis tomar recuit de fonteta, crema de yogur y alguna que otra delicia de chocolate también tenían. Para los no amantes de la repostería veréis que justo en la entrada del restaurante, dónde la parte del colmado disponen de venta de fruta que huele de maravilla y tiene un pintón. De hecho, somos compradores habituales de tomates para nuestro Pà amb Tomaquet en casa para nuestras cenas no tan exquisitas.
En fin, no hace falta tener excusa de celebrar algo para ir a comer al nivel como lo harías en casa de tu abuela, eso sí el interiorismo del restaurante no tiene nada que ver con las cortinas de franela, ni tienen cu-cut colgado en la pared. Disfrutadlo!
Siguenos en:
 
Twitter: @asegarra16
Instagram: asegarra16
Google+: +AlexSegarra16– Sharing is sexy –