Little tour por Italia: Florencia Trattoria Zà-Zà y Bologna Sfoglia Rina

Entrada breve, pero de información vital si se va a viajar a Florencia o Bologna. Tenemos dos restaurantes italianos muy distintos el uno del otro, pero con un denominador común, tremendo plato de pasta.

En primer lugar, nos gustaría explicar un poco el tipo de restaurante que es la Trattoria Zà-Zà de Florencia. Quizás algunos habréis estado, o habréis escuchado cositas deliciosas sobre este…pero bueno, en resumen corto y breve: Trufa. O Tartuffo, como le llaman los italianos. La Toscana es una de las regiones del Mundo que más producción anual obtiene de este tubérculo. Y los del Zà-Zà no podían dejar escapar la oportunidad de ofrecer este producto a todos sus visitantes. 2 restaurantes conexos en el interior con una enorme terraza monopolizan casi media Piazza Mercadale y una mezcla de turistas informados y ciudadanos Fiorentinos inundan sus mesas. Disponen de una carta bastante larga, de la que las malas lenguas nos han hablado que casi casi todo está delicioso, pero si vais allí por primera vez, centraros en el Menú Tartuffatto. Escoged el plato que queráis porque de las dos veces que hemos ido, siempre hemos respondido a “Ohhhh Mmmmm” a nuestro primer bocado de Gnocchi al Gorgonzola Tartuffo, o los Raviolli Carbuffo, o los 10-12 platos de pasta con guiño al Tubérculo.

Como empieza a ser costumbre, terminamos con los platos de pasta antes de tener tiempo de sacar el móvil para echar unas fotos, que, eso si, si pudimos hacer al postre.

zaza1

CheeseCake y Tarta di Mele (Manzana) absolutamente deliciosas.

Veréis que a lo largo de la noche os ofrecen adquirir alguno de sus productos como Pesto Tartuffatto, o Miel al Tartuffo…comprad o no, da igual, pero escuchad y oled atentamente todos los productos que os enseñen, es un show!

 

En segundo lugar, nos transportamos a Bologna, a un centro cità precioso y repleto de tiendas. Existen 2 calles paralelas con muchos restaurantes con muy buena pinta, y una especie de “Mercado de San Miguel” en el que puedes probar platillos de distintas paraditas. Justo al final de esas dos calles paralelas, dando un paseo encontramos la Sfoglia Rina, que nos sorprendió por su cantidad de gente local en forma de cola esperando en la “tienda de pastas” que hay antes de entrar en el salón del restaurante. Efectivamente, allí dónde veas locales, quedate! O estará delicioso, o será muy barato. Y efectivamente, delicioso y a buen precio.

Una pasta a otro nivel, otra liga, y unos postres también exquisitos. Todo combinado con una decoración sencilla, pero cálida al mismo tiempo. Un placer vaya. No os lo perdáis, hasta TripAdvisor lo pone en su 10 de 1.280 en Bologna.

sfogliarina1

sfogliarina2

 

Deja un comentario